lunes, 18 de enero de 2010

. Hasta cuando .

4 comentarios:

Rebeca Jiménez Pintos dijo...

Muy bonito este cuadro

eduardo adolfo dijo...

Me encanto!, :)

Anónimo dijo...

Muy bueno!
Se nota la amargura del pobre viejo por perder el ultimo tren, está pensando en tirarse abajo de uno, pero para eso va a tener que esperar mucho mucho, porque en ese pueblito olvidado el tren solo pasa una vez en la vida!

Ñoñito te felicita!

Tina dijo...

Esas manos huesudas reflejan el trabajo de una vida, yo veo en ese rostro una sonrisa de esperanza, siempre una puerta se abre y encontramos el camino.
Te felicito porque detrás de cada cuadro hay una historia para leer.

Sos un jazmin que se abre a la vida, te quiero mucho